[wpdreams_ajaxsearchpro id=1]
Antojos de un Sibarita: The Fat Duck de Heston Blumenthal

The Fat Duck se encuentra en un inmueble de arquitectura típicamente popular del siglo XV, modernizado con un estilo minimalista ubicado en el barrio de Berkshire, en las afueras de Londres, Reino Unido, The Fat Duck es el segundo restaurant del reconocido chef y propietario Heston Blumenthal que logró entrar en la lista de los cincuenta mejores del mundo y con tres estrellas Michelín, está considerado hoy en día como un verdadero alquimista culinario, por su innovador estilo de cocina.

Heston Blumenthal ha sido dueño de las instalaciones desde que abrió el lugar en 1995. Conocido como un “alquimista culinario”, Blumenthal se caracteriza por tener una impronta experimental dedicada a la cocina molecular. Ha trabajado con historiadores de alimentos, perfumistas, fisiólogos y bioquímicos de todo el mundo para explorar el viaje sensorial que provocan los diferentes sabores y texturas.

El restaurante tiene catorce mesas para 42 comensales, tiene una proporción muy alta de cocineros que trabajan en el restaurante, 42, igualando a un cocinero por comensal. El servicio es siempre atento, pendiente del detalle y de las necesarias explicaciones de cada plato.

El menú de este restaurant tiene una clara influencia de la cocina británica y es el fiel reflejo de las ideas del chef. Así, The Fat Duck se ha convertido en un verdadero espacio de experimentación, tanto para el equipo de cocineros, como para los comensales, que se sumergirán en una aventura culinaria llena de sorpresas y sabor.

Entre las comidas más conocidas se encuentran el gazpacho de col con helado de mostaza; el porridge de caracoles con jamón ibérico, hinojo y la infaltable avena; y los huevos nitro-revueltos con helado de bacón.

La fantástica falsa sopa de tortuga: un caldo instantáneo obtenido a partir de un extracto de carne envuelto en una fina lámina de oro, que antes de deshacerse tomaba forma de moneda, después de diluida empapar un paralelepípedo formado por lonjas de carne de buey y tocino y un falso huevo hecho de gelatina de nabo y azafrán

La visita a este restaurante inglés, es sin duda una de las experiencias más originales del mundo para un sibarita. Destacado desde 2003 de forma permanente entre los tres primeros restaurantes del mundo.


The Fat Duck

High Street.Bray. Berkshire.SL6 2AQ.

Londres. Inglaterra

Tfno: +44 (0) 1628 580 333

www.thefatduck.co.uk

 

 

Antojos de un Sibarita: Restaurante Nerua (Museo Guggenheim, Bilbao)

“Este restaurante está dentro del Guggenheim, pero con su propia entrada. -Sala de aire minimalista, así como una cocina que es visible desde la entrada. El chef que propone una cocina moderna y platos intrincadamente desarrollados, que se ve reforzada por la adición de toques innovadores. Los diferentes menús, todos con la opción de maridaje de vinos. ”  Inspectores de la guía Michelin

                    

Sólo tomó el chef Josean Alija  unos meses para ganar su primera estrella Michelin en este elegante lugar de alta cocina en el Guggenheim de Bilbao. Alija ganó elogios al principio de su carrera para crear platos premiados como crema batida en cubos de hielo y con proteínas lácteas, violetas confitadas, o foie gras asado con zanahorias confitadas. Al igual que muchos de los artistas que aparecen en el Guggenheim. Alija ama confundir a sus comensales con su menú, asado de cerdo con una salsa de carne de cerdo y de germen de arroz Ibérica, su famoso foie gras que hace una versión vegetariana. Su consomé “simple” Resulta que contienen pequeños cubos tostadas de foie gras, la zanahoria en cubos, y el anís, la borraja y almejas en una infusión de parmesano-vestida con trufa “lágrimas” y migas de pan. Para comer en Nerua es para disfrutar de cenas como arte de performance.

Nerua toma su nombre del río Nervión, la columna vertebral de Bilbao, que en la antigua América fue llamado Nerva. Combinaron la innovación con sus raíces y su entorno. Es un espacio diseñado para una experiencia gastronómica y cultural.

La naturaleza marca el ritmo de su cocina, se adapto a cada temporada sin censura para hacer una cocina local que se inicia en los huertos, en el mar, y en las granjas.

Josean Alija Empieza a trabajar en el menú un año antes de que llegue a las manos de sus clientes para jugar con los mejores productos de cada temporada, su relación de confianza con ellos los ayuda a descubrir nuevos productos que más tarde se convertirá en una nueva propuesta para ser compartida con sus clientes.

Nerua busca vinos que reflejan el carácter de la tierra en la que se producen y que captan la personalidad de quien los hizo los vinos que sorprenden debido a lo inusual. Trabajan con los productores que saben cómo interpretar lo que sucede en la viña, que respetan la identidad de la uva. Cada vino tiene su propia historia, escrita por el productor y dicho por nosotros, los sommelier.

 

Nerua se encuentra en el Museo Guggenheim de Bilbao, junto a la escultura de la araña ‘Mama’, una obra de la artista Louise Bourgeois. El restaurante tiene una entrada exterior independiente, pero también se puede acceder desde el interior del museo junto a las construcciones “La materia del tiempo”.

Desde su creación, el museo pretendido ofrecer a los visitantes y residentes una muestra de la cultura gastronómica de Vizcaya, y se delega esta tarea a Bixente Arrieta, del grupo IXO, que puso su confianza en el chef Josean Alija para dirigir este proyecto.


GUGGENHEIM BILBAO MUSEOA

Av. Abandoibarra, 2. 48001 Bilbao, Bizkaia.

Tlfn: (+34) 944 000 430

E-mail: info@nerua.com

Antojos de un Sibarita: Restaurante Sant Pau de Carme Ruscalleda
CARME RUSCALLEDACARME RUSCALLEDA

Ruscalleda se crió en una familia de granjeros y comenzó a cocinar desde muy joven. Estudió Técnicas de Charcutería, así como Comercio, y después de casarse con un propietario de la tienda de comestibles, Toni Balam en 1975, la pareja abrió el restaurante Sant Pau en 1988. En 1991 obtuvo su primera estrella Michelin Guide y en 2006 obtuvo su tercera estrella Michelin. Hoy en día sus restaurantes tienen cinco estrellas Michelin en total: tres en su restaurante en Cataluña y dos para el Sant Pau en Tokio, convirtiéndola en la única mujer del mundo con cinco estrellas Michelin. El restaurante de Sant Pol de Mar también obtuvo el máximo de tres soles de la Guía Campsa en 1999.

Su cocina está fuertemente basada en la tradición catalana, aunque abierta a influencias del mundo, y se centra en la calidad y los productos de temporada. A menudo relata los platos servidos a un leitmotiv explicado en el menú, creando una especie de concepto literario.

Desde el año 2000, ha publicado numerosos libros sobre cocina mediterránea, con énfasis en comidas modernas, fáciles, rápidas y sabrosas; Incluyendo recetas adaptadas a cocinas no profesionales. El más celebrado es Cuinar per ser feliç (2001), Cocinar para ser feliz. En inglés ha publicado la cocina mediterránea de Carme Ruscalleda (2007), Salsa Books Editions.

 

Actualmente es chef en el restaurante Moments en el Mandarin Oriental de Barcelona mientras sigue supervisando sus otros restaurants.


 Restaurant Sant Pau  ·  Carrer Nou, 10  ·  08395 Sant Pol de Mar

www.ruscalleda.cat/es/restaurante

¿ Quieres saber cómo se sirve el té según la ocasión?

Y le llegó la hora del té.- 

Capítulo I

El novio que invita a la novia a tomar el té en su apartamento. Le va a pedir matrimonio. Ella no lo sabe, pero intuye que es una ocasión importante. No había sido invitada antes a su nuevo apartamento en Miami. Ella piensa ¡qué susto! – Él es un inglés muy rico, fino, elegante e inteligente, así que me va a aplicar una de elegancia con la ceremonia del té. Y ahora que hago yo, que el servicio de té de mi casa, sólo sirvió para adornar la sala y servir de reminiscencia de las costumbres de mi abuela, oriunda de Holanda, de la aristocracia holandesa. Y tanto que me burlé de ella y de mi madre, que sola, todas las tardes tomaba el té, con una parsimonia pasmosa, costumbre que adquirió en Londres, donde estudió, y nosotras nos reíamos. Pero ahora me llegó la hora del té, y no aprendí. ¡ La ironía de la vida! Mi futuro pende de un hilo “la ceremonia del té”.

Así las cosas, la novia llamó a su amiga de Londres, y estas fueron sus recomendaciones:

1.- Vestido de falda, calzado de tacón alto de buena marca  al igual que la cartera. Collar largo de perlas. Podrás lucir las piernas. Nada de jeans y de ropa informal. Las manos y uñas, impecables.

2.- Si la bandeja del servicio de té tiene dos teteras, debes saber que una es para reposar el té y otra sólo de agua caliente, para aclarar el té servido, en caso de ser requerido.

3.- Deberás atemperar las teteras. Esto lo puedes hacer con el agua caliente del chorro. Las pasas por el agua caliente y luego tiras el agua. Igual procedimiento puedes seguir, con las tazas que se van a utilizar. El objetivo es evitar que la porcelana de las teteras se resquebraje con el agua del té, que deberá estar a temperatura justa antes del hervor. En cuanto a las tazas, sirve para conservar el té caliente.

4.-  Si te colocan las bolsitas de té, que lo dudo siendo el caballero inglés, debes colocar tres bolsitas de té en la tetera, no dos. Tampoco coloques las bolsitas en las tazas. Si te ponen a disposición el té suelto, sirves en el colador de la tetera tres cucharaditas de té. Viertes el agua caliente en la tetera, que como se dijo, casi a punto de hervor, la tapas y la dejas reposar entre tres y cinco minutos, si el té es negro. Las bolsitas de té no se van a mover. Si el caso es del té suelto, debes verter el agua sobre el colador y seguir el mismo procedimiento.

5.-   Tú serás la anfitriona, así que seguramente tendrás frente a ti, en una mesa más baja, el servicio de té. Tú serás la encargada de servirlo. Al verter el té en la taza, debes oxigenar un poco el té, así que le das cierta altura. Tomas con tu mano izquierda el plato con la taza de té, y le preguntas al novio si quiere azúcar y cuanto. Normalmente tendrás terroncitos de azúcar y jamás serán más de dos. Luego le preguntas si quiere leche o rodajas de limón.  Si dejas el plato

 

Antojos de un Sibarita: Restaurante Schwarzwaldstube (Selva Negra, Alemania)

Las experiencias de sabor que han hecho Harald Wohlfahrt uno de los mejores chefs de Europa le esperan en Schwarzwaldstube en Baiersbronn (Alemania). Un maestro de sabores, sus composiciones crear una cocina increíblemente ligero y perfecto – delicado, intenso, lleno de sabor y delicioso al mismo tiempo.

El legendario Schwarzwaldstube abrió en el hotel Traube Tonbach en 1976. Ubicado en un valle Bosque Negro, que es uno de los más antiguos en Alemania que data de 1789. Originalmente fue una taberna de leñadores y carboneros, pero ahora es un complejo de spa. Ubicado en un lado de un valle hermoso (Black Forest) Bosque Negro, el entorno es una reminiscencia de un cuento de hadas, con el pinar que se extiende hasta cada lado del valle, el hotel mirando hacia el pequeño pueblo de Tonbach, el propio aire perfumado a pino.

El dueño del hotel Heiner Finkbeiner a cargo de la cocina y el chef Wolfgang Staudenmeier detrás de las estufas, Schwarzwaldstube ganó una estrella Michelin, y una segunda estrella en 1978. El joven Harald Wohlfhart había trabajado en un restaurante de dos estrellas llamado Stahlbad en Baden Baden para dos años, y en 1976 se trasladó a convertirse en un saucier en las cocinas de Traube Tonbach. Fue enviado a aprender su oficio con los chefs Eckart Witzigmann en Munich (el primer restaurante en Alemania con 3 estrellas) y Alain Chapel en Mionnay cerca de Lyon. A su regreso en 1987 fue nombrado sous chef a la edad de 25, y se hizo cargo como jefe de cocina en 1990.

El restaurante mantiene una calificación de dos estrellas de Michelin hasta 1992, cuando recibió la tercera estrella al final, que ha conservado desde entonces.

El comedor tiene capacidad para 40 clientes, con ventanales en tres lados con vistas sobre el valle. La sala tiene un techo con paneles de madera y está alfombrado, por lo que los niveles de ruido están silenciados, aunque el ambiente es bastante relajado, con la ayuda de un personal entusiasta y amable. Las sillas son particularmente cómodas, un requisito básico que aparentemente escapa a muchos restaurantes estos días. Tienen dos menús de degustación, una de cinco platos a € 175 (£ 140) y el otro de ocho platos por  € 205 (£ 164), así como una versión vegetariana en € 148 (£ 118).

La lista de vinos extensa (750 tipos de vinos, 36.000 botellas) tienen una variedad considerable de todas las regions como de Francia, Alemania y Austria, y algo de cobertura más allá de esto de los vinos de España y los EE.UU.

El menu comienza con un trío de amuse-bouches servido en cucharas de plata. El tartare de calabaza esta aromatizado con cáscara de naranja, jengibre y cardamomo, tomate confitado con pasas y alcaparra y espuma de coliflor con curry sobre una base de verduras asiáticas cubiertas con chile.

Una selección de cuatro panes diferentes: oliva ciabatta, rollo de cereales, rollo de centeno oscuro y una baguette. Estos provienen de una panadería en el cercano pueblo de Mitteltal llamado Holz.  Tambien tienen otros bocados. Un trío de aperitivos vegetarianos compuesto de helado de cardamomo y zanahoria, falafel al horno con pastelería kataifi (un pariente de pastelería filo), y la zanahoria verde marinado con aceite de nuez y quinoa con suero de mantequilla y vinagreta de maracuyá, adornado con cebolla roja jengibre y zanahoria. Un mousse de conejo cubierto con espuma de crema agria y pepino lo sirven en una base de pastelería con cebolla. Una terrina de filete de conejo con mousse de pimiento, Pata cocido de conejo rodeado de jalea de ternera y un coulis de mazapán y zanahoria.

A Harald Wohlfahrt se le considera a veces como el actual decano de los cocineros alemanes, es obviamente debido a sus propios logros gastronómicos, pero aún más que a tal vez debido al número de renombrados chefs alemanes que, en una etapa de su carrera, pasaron por las cocinas de Schwarzwaldstube. Los alumnos de Wohlfahrt tienen más de 60 estrellas Michelin en total y la lista incluye chefs de tres estrellas como Christian Bau, Thomas Bühner, Klaus Erfort, Kevin Fehling y Joachim Wissler. Se dice que si cruzas Alemania de norte a sur, te encuentras con un aprendiz Wohlfahrt cada media hora. En las diversas guías culinarias alemanas, el Schwarzwaldstube invariablemente tiene la mayor calificación que otorgan. En la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo.


Tonbachstr. 237, 72270 Baiersbronn-Tonbach

Phone +4974424920

Email info@traube-tonbach.de

Website: http://www.traube-tonbach.de